Estatua de la Libertad, su construcción

3 hombres fueron los creadores de La Estatua de la Libertad:

Frederic August Bartholdi, que fue quien diseñó la cara y cuerpo de la Estatua. Gustave Eiffel (el creador de la torre Eiffel de Paris) quien se encargó del esqueleto de la misma. Richard Hunt , el menos conocido, quizá porque se encargó del pedestal. Se dice que los 3 eran masones, por esa razón, se considera que la Estatua de la Libertad está llena de simbolismo.

Hay dos partes diferenciadas de la estatua de la libertad:

El cuerpo : En su mayoría, la piel de la Estatua de la Libertad está hecha de una fina capa de cobre. Hicieron falta 31 toneladas de este material para poder construir el edificio más alto de Nueva York en su época. El material se extrajo de una mina de la costa de Noruega, en Visnes, donde hay una pequeña réplica de la Estatua de la Libertad.

El esqueleto. Suponía todo un reto ya que debía ser resistente para soportar a la Estatua de la Libertad pero no muy pesado, ya que debía cruzar el atlántico navegando. Por estas razones, el material elegido fue el acero, del que se utilizaron 125 toneladas.

Tiempo de construcción:

Desde que se propuso la creación de esta estatua en 1865, pasaron 5 años hasta que Bartholdi comenzó a diseñarla. Tras el diseño, fue en 1876 cuando comenzó la construcción de la misma, que se fue realizando por partes. Estas se fueron exhibiendo tal y como se terminaban, por ejemplo:

En 1876 se terminó el brazo que sostiene la antorcha y se expuso en la Exposición de Philadelphia, la cabeza y los hombros se terminaron en 1878 y se exhibieron en la Exposición Universal de Paris.

Una vez terminada, se la enseñaron al embajador de Estados Unidos en Francia, el 4 de Julio de 1884. Y una vez presentada oficialmente, la desmontaron, embalaron en 214 cajas y la enviaron a Nueva York a bordo del navío francés Isère. Casi un año más tarde, el 17 de Junio llegó a EEUU la Estatua de la Libertad.

Ante la falta de fondos para la construcción del pedestal, el editor Joseph Pulitzer publicó en su periódico una llamada a que los estadounidenses donaran dinero para construir el pedestal de la estatua. A cambio, el nombre de cada contribuyente se imprimiría en el periódico. La estrategia fue genial: en unos meses se recaudaron más de $100 000 y mucha gente compró el periódico solo para ver su nombre impreso.

En 1886 terminó la construcción del pedestal y se pudo re-ensamblar la Estatua de la Libertad. El 28 de octubre de 1886 un millón de neoyorquinos se apuntaron a la fiesta de inauguración ese día. Una bandera francesa tapaba la cara de la Estatua de la libertad, hasta que Bartholdi la soltó y todos los presentes pudieron conocer a la mujer más fotografiada de Nueva York hoy en día, que al principio de su historia actuó como faro, desde la Isla de la Libertad.

2 comentarios sobre “Estatua de la Libertad, su construcción

  • el 9 junio, 2019 a las 11:15 am
    Permalink

    Qué buen post. La verdad es que aunque hemos visitado la Estatua de la Libertad nunca nos habíamos parado a pensar en su construcción. Súper interesante.

    Respuesta
    • el 9 junio, 2019 a las 8:07 pm
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado el post y espero que el resto de la web sea de tu agrado. Un saludo y muchas gracias.

      Respuesta

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: